Autor: Gunnar Bach Pedersen

Pella, Macedonia, 20/21 de julio de 356 a. C.-Babilonia, 10-11 de junio de 323 a. C.

Alejandro III de Macedonia, conocido posteriormente como Alejandro Magno, fue un soberano y conquistador macedonio, cuyos logros militares lo han convertido en uno de los héroes más admirados.

Fue educado por el filósofo Aristóteles y coronado rey de Macedonia a los 20 años de edad, heredando un poderoso reino y un fiel ejército con experiencia. Desde entonces, se dedicó a reafirmar su poderío y extender sus dominios más allá de Grecia.

Invadió al Primer Imperio Persa y condujo a su ejército a través de Asia Menor, Siria y Egipto avanzando sobre tres continentes y manteniéndose siempre invicto en todas las batallas. En 331 a.C. experimentó su mayor victoria en la batalla de Gaugamela y antes de los 30 años se convirtió en rey de Persia, Babilonia y Asia. Fundó más de 70 ciudades, muchas de ellas bautizadas “Alejandría”.

Alejandro Magno unió esfuerzos para unir cada una de las culturas que sometía, creando durante poco más de una década un imperio que se extendía sobre 2 millones de kilómetros cuadrados y que estaba unificado comercial, cultural y lingüísticamente.

Murió bajo circunstancias poco claras. Se le considera uno de los más grandes genios militares de la historia y aún muchas de sus estrategias siguen vigentes en la educación militar. Tras su muerte, dio inicio el período helenístico.