Autor de la pintura: Vigilius Eriksen

Szczecin, Reino de Prusia, 2 de mayo de 1729-San Petersburgo, Imperio Ruso, 17 de noviembre de 1796

Catalina II fue una Emperatriz de Rusia cuya soberanía hizo experimentar una especie de “Edad de oro” del Imperio Ruso, siendo una de las mujeres de mayor influencia en la historia del país.

En 1745 se casó con el Gran Duque Pedro, convirtiéndose así en la Gran Duquesa Catalina. No obstante, en 1762 el Gran Duque abdicó y fue asesinado ocho días después, por lo que Catalina accedió al poder y fue proclamada Emperatriz. Inteligente y ambiciosa, simpatizaba con la Ilustración europea por lo que expandió el proceso de occidentalización de Rusia. Elaboró un documento conocido como “Nakaz” para intentar cambiar el sistema feudal ruso y en 1767 formó una Comisión Legislativa para elaborar una constitución, aunque no se obtuvieron los resultados deseados.

Joven Catherine. / Artista: Louis Caravaque

Joven Catherine. / Artista: Louis Caravaque

Reformó la administración y fundó nuevas ciudades y pueblos. Impulsó el desarrollo de las artes, la educación y la alta cultura y mandó construir el Instituto Smolny, la primera institución de educación superior europea financiada por el Estado. No obstante, aumentó el nivel de dependencia de los siervos y no logró mayores avances a favor de los campesinos, y en cambio otorgó privilegios a los nobles rusos por medio de la “Carta a la nobleza” de 1785.

Catalina delimitó las fronteras de Polonia y anexionó a Rusia diversos territorios para expandir su imperio hacia el sur y el oeste. Sus acuerdos con Prusia y Austria llevaron a tres particiones de Polonia en 1772, 1793 y 1795, respectivamente.

Catalina la Grande llevó a Rusia a una época de esplendor y convirtió el país en una potencia capaz de equipararse con otras naciones europeas. Estuvo en el poder durante 34 años.