Qufu, estado de Lu, 28 de septiembre de 551 a. C.-Estado de Lu, 479 a. C.

Confucio fue un filósofo y profesor chino cuyas enseñanzas son de gran importancia actual, al contribuir a la cultura por medio de la creación del Confucianismo, una doctrina de preceptos morales que rige a una gran parte de la civilización china.

Creció en una época de crisis ideológica y decadencia moral. Obtuvo varios puestos como ministro y en 501 a. C. ejerció como gobernador de un pueblo. Su pensamiento político estuvo dominado por la creencia de la sumisión del pueblo a la voluntad del gobernante, con la condición de que éste se condujera con base en la rectitud moral y en el ejemplo ante su pueblo. Elaboró numerosos aforismos, de los cuales destaca una regla de oro: “Lo que no quieras para ti, no lo hagas a otros”.

Desarrolló sus ideas basadas en los valores tradicionales para establecer estándares académicos, y centró su filosofía en el principio del ren, es decir, el de amar a los demás. Creó modelos éticos para la familia y la interacción social. Durante el gobierno del emperador Wudi, el Confucianismo adquirió la categoría de filosofía oficial.

Sus enseñanzas se recogieron en Los cuatro libros, obras cardinales del confucianismo que incluyen Analectas, el más famoso. Es el más influyente de los filósofos de China y aún en la actualidad el Confucianismo está extendido a través de muchos lugares del este de Asia. Se cree que su ideología tuvo injerencia en los pensadores europeos de la Ilustración.