Stalin, Roosevelt, Churchill.

Gori, Imperio Ruso, 18 de diciembre de 1878-Moscú, Unión Soviética, 5 de marzo de 1953

La figura de Iósif Stalin es objeto de numerosas interpretaciones. Fue un líder soviético y dictador que gobernó la URSS tras la muerte de Vladimir Lenin. En su juventud se unió a los bolcheviques y destacó como un activista inteligente y calculador. Esto le granjeó un rápido ascenso en la política soviética y en 1922, se le nombró Secretario General del Partido Comunista, hecho que le permitió aumentar su poder gradualmente.

Stalin, 1902

Stalin, 1902

Después de la muerte de Lenin amplió sus funciones y tomó el control del Partido. Desafió las ideologías de León Trotsky y fue partidario del socialismo en un solo país. Ordenó la ejecución de sus opositores, de antiguos miembros del Ejército Rojo acusados de conspiración e incluso de Trotsky. A finales de la década de 1920, ya era el gobernante supremo de la Unión Soviética.

Durante su gobierno impulsó la industrialización y colectivización de las tierras, pero esto generó una hambruna masiva por la cual murieron millones de personas. La URSS formó parte de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial mientras que bajo su mando, el Ejército Rojo contribuyó a la derrota de Alemania y el suicidio de Hitler.

Después de la guerra consolidó su figura de líder y dirigió un territorio considerado como potencia mundial. Incluso en 1945 y 1948 fue nominado al Premio Nobel de la Paz. Su régimen dictatorial ha sido controvertido y, mientras muchas personas le consideran un tirano cruel, otros piensan que fue un eficaz gobernante.