Mao Zedong con el Presidente Nixon, 1972

Shaoshan, China, 26 de diciembre de 1893-Pekín, China, 9 de septiembre de 1976

Mao Zedong fue un político chino de ideología comunista, que llegó a ser el fundador de la República Popular China y en consecuencia, el máximo dirigente de su país. Su figura es controvertida, pues se le ha considerado un buen líder a la vez que un genocida.

Durante su juventud estuvo en contacto con las ideas socialistas, inspirándose especialmente en el marxismo-leninismo. Más adelante formó parte del Partido Comunista Chino y después de una guerra civil y una serie de disputas con el partido nacionalista que en ese entonces estaba en el poder, los comunistas obtuvieron la victoria.

Mao Zedong

Mao Zedong

Mao proclamó la República Popular China en 1949 y adaptó el comunismo a la sociedad china colectivizando la industria y la agricultura. Esta adaptación recibe el nombre de “maoísmo”. Fue promotor del culto a la personalidad, que consistió en la construcción de una imagen mesiánica ante la sociedad. En 1958 instauró el “Gran Salto Adelante”, una política de movilización masiva de mano de obra cuyo objetivo era mejorar la producción agrícola e industrial, pero que resultó en la Gran Hambruna con la consecuente muerte de millones de personas.

Cuando su popularidad comenzó a caer, estableció la Revolución Cultural, que duró de 1966 hasta 1976. Con esta política intentó revivir el ideal comunista y eliminar cualquier rastro de elementos burgueses considerados enemigos de China, aunque parte del patrimonio cultural de la nación se vio afectada.

Tras la muerte de Mao se detectó una serie de errores en su gobierno que contribuyó a la pasada muerte masiva de los chinos, si bien se le reconoce como un gran estratega político y militar.