Egipto, c. 1300 a. C.-Egipto, 1213 d. C.

El más famoso faraón egipcio también fue llamado Ramsés el Grande, que gobernó su reino durante más de 60 años. Es especialmente conocido por la construcción de grandes monumentos a menudo dedicados a él mismo.

Momia de Ramsés II

Momia de Ramsés II

Se nombró príncipe regente tras la muerte de su padre, y en 1279 a. C. fue coronado faraón del Imperio Egipcio, el tercero de la Dinastía XIX, cuando contaba unos 25 años de edad. Ordenó un amplísimo programa de construcción de edificios, gracias al cual se erigieron los templos de Abu Simbel, su templo funerario Ramesseum y el templo de su esposa Nefertari. Posteriormente, fundó una nueva capital para el Imperio, la ciudad de Pi Ramsés, en el delta del río Nilo.

Dirigió varias batallas para reafirmar el control egipcio sobre tierras cananeas y sobre Nubia. Durante la Batalla de Quadesh se enfrentó valientemente contra los hititas aunque no obtuvo la victoria. Como resultado, se firmó un tratado de paz entre dos pueblos extranjeros, probablemente el primero de su tipo.

Su reinado estuvo marcado por una época de relativa paz y prosperidad y convirtió a Egipto en un país más poderoso que antes de que subiera al poder. A menudo se le asocia con el faraón bíblico, sin embargo,  no existen pruebas que corroboren este dato.