Tarso, Imperio Romano, c. 5/10 d. C.-Posiblemente Roma, Imperio Romano, c. 67 d. C.

Pablo de Tarso, posteriormente San Pablo, es una de las figuras más importantes del Cristianismo debido a su papel como líder de la primera generación de cristianos.

Autor de la Pintura: Bartolomeo Montagna

Autor de la Pintura: Bartolomeo Montagna

Su nombre original fue Saulo de Tarso, y nació como judío. En Jerusalén trató de sofocar el pequeño grupo de los seguidores de Jesús y se convirtió en un perseguidor de éstos. Estuvo presente en el apedreamiento de Esteban, un diácono acusado de blasfemia, como cuidador de las ropas de los verdugos.

La Biblia relata que iba camino a Damasco cuando tuvo una visión de Jesús, tras lo cual quedó ciego durante tres días. El incidente devino en su convencimiento sobre Jesús como el mesías. Después de esta “conversión”, Pablo se dedicó a difundir la palabra de Jesús mediante la realización de varios viajes alrededor del mar Mediterráneo, desde Jerusalén hasta Roma, escribiendo cartas a los pueblos a los cuales llegaba. A su llegada a Roma, fue puesto bajo arresto domiciliario durante dos años.

La obra de Pablo significó un cambio revolucionario para los seguidores de Jesús en tanto extendió el conocimiento de una pequeña variante del judaísmo y estableció elementos básicos de la enseñanza cristiana. Se le acredita la escritura de 13 o 14 libros de la Biblia, entre ellos Romanos, Gálatas, Filipenses y ambos libros de Corintios.