Dalái Lama con el Presidente Barack Obama. Autor: Pete Souza

Taktser, Tíbet, 6 de julio de 1935

Tenzin Gyatso es el nombre del dalái lama que preside como líder espiritual de los budistas tibetanos y es reconocido por sus esfuerzos en hacer del Tíbet un Estado independiente de China. Nació en una familia de campesinos y fue reconocido como la reencarnación de Avalokitesvara, una deidad del budismo, aunque obtuvo reconocimiento oficial como dalái lama hasta 1950, cuando asumió el poder político del Tíbet.

En ese año el ejército de Mao Zedong entró al Tíbet y su gobierno elaboró un acuerdo para incorporar el territorio a China. Pese a las protestas públicas y su reunión pública con Mao en 1954,  en 1959 tuvo que huir a India a pie junto con gran parte de sus seguidores, unos 80,000 tibetanos. Se establecieron en Dharamsala, donde instauró la sede del Gobierno Tibetano en el Exilio.

Completó un Doctorado en Filosofía Budista y comenzó la tarea de preservar la cultura tibetana en tierra extranjera. En 1959, 1961 y 1965 hizo un llamamiento público a la Organización de las Naciones Unidas para pedir la protección de su gente. En 1963 promulgó un proyecto para la elaboración de una constitución para el Tíbet con la intención de democratizar el gobierno.

En 1987 propuso un plan de paz de cinco puntos, los cuales consideró una base para los problemas del Tíbet. En el plan, solicitó la designación del Tíbet como una zona de paz, el fin de la transferencia masiva de la población china a la zona y acuerdos o negociaciones serias sobre el futuro de su pueblo.

Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos otorgado a

Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos otorgado a XIV Dalái Lama

Durante los siguientes años el dalái lama efectuó varias acciones para garantizar la paz, reuniéndose con numerosos líderes religiosos entre los que se incluye el Papa Juan Pablo II en seis ocasiones. En 1989, se le otorgó el Premio Nobel de la Paz por su oposición al uso de la violencia en el tema de la autonomía del Tíbet.

El dalái lama continúa trabajando por la paz. En 2008 se retiró de sus responsabilidades políticas en el Gobierno Tibetano en el Exilio aunque conserva su posición como líder religioso.